Noticias

Cómo cultivar cannabis en casa

Cómo cultivar cannabis en casa

Si te gusta cultivar plantas y consumir cannabis, este artículo es perfecto para ti. En Fumaogram queremos mostrarte que plantar marihuana en interior es mucho más sencillo de lo que mucha gente piensa y que cualquiera puede hacerlo.

En primer lugar, es necesario conocer el vegetal: La marihuana es una planta fotoperíodica de días cortos, ésto quiere decir que florece cuando la duración de la noche es mayor que la del día.

En exteriores, ésto sucede de forma natural a mitad del verano, mientras que en interiores podremos inducir la floración simplemente con un temporizador que regule la cantidad de horas de oscuridad ininterrumpida que reciben las plantas.

Siguiendo ese hilo, se puede mencionar que con 12 horas de luz las plantas crecen, y con menos de 12 horas de luz las plantas florecen.

Es importante mencionar, que una planta nacida de semilla no florecerá hasta que haya alcanzado la edad sexual adulta.

En ese sentido, este proceso se llevará a cabo independientemente de la cantidad de horas de oscuridad que reciba, lo que continuará hasta aproximadamente las cuatro o cinco semanas.

Por otro lado, no sucede lo mismo con los retoños, ya que cuentan con la misma edad sexual que su madre.

En cuanto a la luz, se puede decir que a mayor cantidad de horas de iluminación, más crecerán las plantas.

Por éso, lo más común es usar un fotoperíodo de dieciocho horas de alumbrado y seis horas de oscuridad cuando el cannabis está en proceso de crecimiento, incluso veinte y cuatro respectivamente.

Aunque, si se suministra más de doce horas de alumbrado, se correría el riesgo de que las plantas no entren en floración.

Luz correcta para el interior

Ya que se habló de la cantidad de luz que se le proporciona al cannabis, es necesario decir cuál es la iluminación correcta para que el proceso se complete con excelentes resultados.

El alumbrado es el pilar base de todo cultivo interior, sin un buen espectro luminoso estaremos pagando una factura eléctrica elevada sin obtener nada a cambio.

Las luces para plantar marihuana en interior disponibles hoy en día, son las de vapor de sodio (HPS), halogenuros metálicos (HM), fluorescentes, luces LED y LEC.

Las dos primeras son las más usadas, mientras que los halogenuros metálicos son aparatos utilizados sólo para crecimiento, entre tanto el vapor de sodio es usado para floración, o crecimiento y floración si son de espectro mixto.

Asimismo, los fluorescentes son buena opción para fases de crecimiento o pequeños espacios de cultivo. 

Por su parte, las luces LED y LEC son ahora mismo las mejores opciones tanto en consumo, como en el rendimiento final.

Pero no todo es luz, que las plantas dispongan de un buen suministro de dióxido de carbono (CO2) también es imprescindible.

Los más sencillo y efectivo para esta parte, es contar con un extractor de aire, un ventilador interior, y un intractor dependiendo del tamaño del armario donde se encuentre la planta.

En ocasiones, puede ser suficiente el aire que entra por las cremalleras o ventanas del armario, lo que se conoce como intracción pasiva.

Las plantas de cannabis consumen gran cantidad de CO2, y en un espacio limitado como un armario o habitación, lo llegan a consumir rápidamente.

Es por ello, que un extractor se asegurará que cada determinado tiempo todo el aire interior se renueve por aire fresco, cargado de dióxido de carbono.

El cultivo de la marihuana

En la etapa del cultivo, lo primero que se debe mencionar son las macetas, siendo posiblemente la mejor opción los tiestos con medidas de ocho, nueve y diez litros cuando se trata cultivo tradicional, partiendo desde semilla.

Sumado a lo anterior, se debe usar un sustrato de calidad y garantía, evitando el uso de un sustrato barato, de una dudosa procedencia que pueda hacer que las semillas o plántulas mueran. Lo básico sería utilizar un abono de crecimiento, otro abono de floración y un potenciador de floración.

Igualmente, todo lo que usemos como estimuladores, enzimas o limpiadores, servirá para que los rendimientos y calidad de la cosecha sea mayores.

En un cultivo tradicional, lo ideal es tener un período de crecimiento de cuatro semanas y después cambiar el fotoperíodo a floración.

Para finalizar, es importante mencionar que todo lo anterior explicado son datos básicos que se deben tomar en cuenta para la plantación del cannabis, ya que hay una variedad bastante grande de estas plantas y todas requieren su tratamiento especial.

Esperamos que este artículo les hayas gustado y no dejen de visitar nuestro blog, donde pueden encontrar más datos interesantes que les pueden ser útiles.

Además, en nuestro catálogo encontrarán artículos que pueden aprovechar para cuando tengan sus cogollos a la mano.

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

También puede gustarte

¿Cómo limpiar un grinder?
Aug 14, 2020

¿Cómo limpiar un grinder?

Para todo amante del cannabis, es indispensable tener a nuestra disposición un...
Fumar marihuana sin papel
Aug 10, 2020

Fumar marihuana sin papel

Seguro que en alguna ocasión has estado en apuros queriendo fumarte un...
Técnica LST en el cultivo de marihuana
Aug 07, 2020

Técnica LST en el cultivo de marihuana

Para disfrutar de una buena mota, lo mejor es hacerlo con cualquiera...